Pastel crudo de zanahorias con crema de anacardos

Los pasteles de zanahoria tienen un nosequé que siempre que los huelo/como, caigo rendida a sus pies, así que cuando puedo… pastel de zanahoria al canto allá donde esté y cualquiera que sea la hora! :-)

El fin de semana pasado tuve algo de tiempo para preparar uno bastante improvisado… tanto como que lo hice crudo! Había ojeado que el anacardo suele conjuntar bastante bien con la zanahoria y los frutos secos (benditos frutos secos… valéis para todo!) por lo que me puse manos a la obra y este fue el  resultado! Yum!

Pastel crudo de zanahorias

Ingredientes

Base

  • 2 zanahorias medianas
  • 10 dátiles sin hueso (previamente remojados mínimo 30 min.)
  • 1 taza de nueces
  • 1 taza de almendras crudas peladas
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • Zumo de 1 naranja

Crema

  • 200 gr. de anacardos crudos (a poder ser sin sal)
  • Zumo de 1/2 naranja
  • 1/2 vaso de agua
  • 2 cucharadas de agave o cualquier endulzante que tengáis a mano
  • 1/2 vaina de vainilla
  • Piel de una naranja (a poder ser bio)

Preparación

Ponemos en remojo los anacardos almenos durante 30 minutos.

Lavamos, pelamos y rallamos las zanahorias y cortamos a trocitos pequeños los dátiles.

Picamos en la picadora los ingredientes secos: las nueces, las almendras, el coco rallado, la canela y la nuez moscada. A continuación, añadimos los dátiles, la zanahoria rallada y el zumo de naranja y seguimos picando hasta que veamos una masa consistente.

Repartimos la masa en moldes individuales, flaneras o molde de tarta y con la ayuda de un tenedor vamos aplanando para que se quede compacto y coja la forma.

Y ahora, la crema: con los anacardos remojados, los añadimos a la picadora con el resto de ingredientes: zumo de naranja, agua, agave y la raspadura de la rama de vainilla. Batimos bien bien hasta que la mezcla esté homogénea.

Añadimos la crema sobre la base de zanahoria y con 1 horita de nevera estará listo para decorar con la ralladura de la naranja por encima y devorar :-)

Notas

  • Podéis utilizar aquellos frutos secos que más os gusten… desde nueces de macadamia hasta avellanas!
  • Mmm… puede estar también muy rico con una crema de aguacate con chocolate o incluso algarroba con anacardos :-)˜

Paté de brocoli con piñones y albahaca

Soy consciente de que he andado muy pero que muy liada estos días (unos amigos del lejano oriente se han dejado caer por aquí!)… pero no podía despedirme del mes sin carne 2012 aunque fuera con una receta rápida para dipear cualquier crudité o triángulos de maíz y hacer compañía al resto de vuestros patés vegetales favoritos :-)

Ingredientes

  • 8 flores de brocoli
  • Un puñado de piñones
  • Unas hojas de albahaca fresca lavada
  • Leche de soja
  • Aceite de oliva
  • Sal marina

Preparación

Cocemos las flores de brocoli al vapor durante unos 5 minutos y las pasamos a un vaso largo para triturar con los piñones y la albahaca.

Añadimos la sal, un poquito de leche de soja para aligerar la mezcla y voilà! Servimos en un bol con un chorrito de aceite del bueno y a dipear se ha dicho!

Mijo con verduras salteadas

Y para empezar la semana, una excelente alternativa al arroz o a la pasta… el mijo! El sabor que tiene me recuerda un poco a frutos secos y su preparación es similar a la quinoa por lo que si disponéis de verduritas sueltas y no sabéis qué hacer con ellas, este plato os viene de perlas!

Ingredientes (2 pax)

  • 1 taza de mijo
  • 2 zanahorias ralladas
  • 1 brocoli pequeño
  • Col lombarda
  • 1 cebolleta tierna
  • 1/2 bloque de tofu ahumado
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 puñado de pipas de calabaza
  • 2 cucharadas de semillas de sésamo
  • Aceite suave (girasol, nueces, lino…)

Preparación

Preparamos el mijo según las instrucciones del paquete.

Mientrastanto, lavamos las verduras. Las secamos y cortamos unas tiras de col lombarda, rallamos la zanahoria, cortamos la cebolla tierna y las flores del brócoli (el tronco lo aprovecharemos también).

En una sartén tipo wok (si no disponéis de una no pasa nada!) calentamos el aceite y subimos el fuego para tostar las semillas de sésamo y las pipas de calabaza. Una vez doradas añadimos las verduras, el tofu la salsa de soja y vamos salteándolo sin parar a fuego vivo.

En cuestión de 3-5 minutos tendremos la mezcla de verduras lista para emplatar como más nos guste junto a nuestro mijo.

Libros: Delicias Veganas, de Toni Rodríguez

Hace casi casi un año que tuve la enorme suerte de asistir a un curso de repostería en el obrador de Lujuria Vegana, en Hospitalet de Llobregat, y sinceramente, me pareció una auténtica pasada, pudiendo comprobar con mis propios ojos y paladar que existen pasteles, cupcakes y tartaletas con cero lácteos y cero huevos que están para chuparse y rechuparse los dedos.

Fue ahí en donde conocí al gran Toni Rodríguez y me interesé en sus recetas, por lo que sin dudar compré su libro ‘Delicias Veganas’ tan pronto como salió a la venta a finales de año.

He de decir que es uno de los libros que tengo siempre a mano en la cocina porque sus recetas son sencillas, con las que siempre quedas bien, utilizando ingredientes que no son para nada complicados de encontrar y las excelentes fotos que las ilustran son de la prestigiosa fotógrafa Becky Lawton. Vamos, una combinación explosiva para todos los sentidos y que provocan unas ganas tremendas de cocinar y cocinar :-)

El libro se divide en 4 partes: en la primera, Toni nos da las razones y los beneficios que implica escoger una dieta vegana; la segunda se compone de un bonito glosario de ingredientes con descripción de todas sus propiedades; la tercera es un listado de los utensilios que no pueden faltar en la cocina y finalmente la fenomenal sección de recetas veganas.

¿Cuál es vuestra receta preferida del libro? Difícil pregunta… la mía sería… la sección entera de postres!

Viajar y comer

Cuando estamos de viaje en un país extranjero, hallar restaurantes veganos o almenos con alguna opción 100% vegetal puede resultar una hazaña un pelín complicada pero para nada imposible ya que si nos informamos con un poquito de antelación acerca de las zonas que frecuentaremos, segurísimo que encontraremos algún sitio o recomendación que nos hará la vida más fácil y sin llegar a la desesperación (me ha pasado!).

Mis sugerencias para hallar estos lugares son básicamente estos 3 buscadores internacionales (en los que se incluye España y Barcelona) y donde podréis encontrar descripciones, opiniones y mapas:

Vegman hace poquito que nació y aunque esté en fase Beta, dispone ya de una amplísima base de datos de restaurantes alrededor del mundo acompañadas de fantásticas imágenes. Me encanta su estructura limpia y su fácil navegabilidad.

Happy Cow es un buscador bastante popular con larga trayectoria en el que podréis filtrar buestra búsqueda bajo diferentes parámetros como tipo, precio u opiniones.


Vegguide ofrece también descripciones del lugar, dirección, mapa y opiniones. Lo suelo utilizar como refuerzo por si me ha escapado algún sitio que no se encuentra en alguno de los dos de arriba.

Para búsquedas más locales, podéis consultar:

Y si sóis de aquellos afortunados que disponen de un iPhone, estas aplicaciones os van a ir de perlas para cuando estéis de viaje:

  • Veggie Passport: Una amplia colección de traducciones para veg(etaria)nos viajeros en múltiples lenguas. Cómo decir, por ejemplo, ‘Soy vegano‘ en japonés?
  • Vegman: Todo el portal web comentado arriba en una aplicación portable.
  • Happy Cow: La vaca feliz también en tu móvil.
  • iVegetarian: Guía gratuíta de restaurantes vegetarianos.
  • Cruelty-free: Una guía de compras libre de crueldad de las empresas que han obtenido el logotipo del Conejito Saltarín (Leaping Bunny).

Y vosotr@s… ¿soléis informaros antes de salir de viaje? ¿Cuáles son vuestros truquillos? ¿Recomendáis algún otro buscador?

Bolitas de avellana y chocolate crudas

Siempre suelo tomar frutos secos por la tarde y esta vez me apetecía mezclarlos con algo de chocolate… así que siguiendo con la tónica de preparar dulces en crudo, he querido hacer una combinación en forma de bolita, que acompañada con un delicioso té de naranja, alegra la merienda a cualquiera, y lo mejor de todo, está listo en 15 minutos!

Ingredientes (8-10 bolitas)

  • 1 taza de avellanas
  • 1/2 taza de nueces
  • 6 dátiles sin hueso
  • 2 cucharadas de leche vegetal (he usado de arroz)
  • 3 cucharadas de cacao en polvo
  • 1 cucharada de coco rallado
  • 1 cucharada de aceite de coco (opcional)
  • 1 pizca de sal

Preparación

Remojamos los dátiles con agua templada durante 5 minutos. Reservamos.

En una picadora, trituramos bien las avellanas, nueces, coco rallado y cacao. A continuación añadimos los dátiles, la leche vegetal, el aceite de coco y la sal y picamos durante unos 30 segundos hasta que se forme una masa compacta.

Trasladamos a un bol y empezamos a hacer bolitas más o menos unifromes, que según la cantidad de masa que tomemos para cada una, saldrán más o menos.

Las disponemos en una fuente con papel de horno y la metemos en el congelador durante 10 minutos para que se compacten y listas para comer!

Libros: Comer animales, de Jonathan Safran Foer

Quería compartir con vosotr@s, dentro de este Mes Sin Carne, algunos de los libros de mi estantería, tanto de recetas como informativos, que considero interesantes y que merece la pena leer con una buena taza de té al lado.

“Debería ser nuestra responsabilidad saber qué es correcto y qué no, qué es destructivo o qué es cruel”

Empezamos con Comer animales de Jonathan Safran Foer, un escritor norteamericano que al convertirse en padre empezó a preocuparse por cuál sería la forma más responsable y ética de alimentar a su hijo. Ésto le llevó a investigar durante 4 años cómo funcionaba el sistema alimentario, conociendo el incomprensible trato de los animales en las granjas, el perverso sistema capitalista que domina el consumo de la carne, la contaminación que se genera a raíz de la sobreexplotación y los consecuentes efectos directos sobre la salud humana.

El autor deja claro que nuestros actos tienen consecuencias y que reflexionemos y seamos conscientes de cada uno de los movimientos que hacemos, decisivos para la dignidad de los animales y para la existencia del planeta.

De lectura muy amena, es un libro con datos estadísticos verídicas y que combina la ciencia, la investigación, diversas entrevistas a granjeros y la narración de sus propias experiencias a medida que su inmersión en el mundo de la carne era cada vez mayor.

“No he escrito este libro para reclutar vegetarianos. No he escrito este libro para señalar a nadie ni porque me crea mejor que nadie. He escrito este libro porque creo que es algo de lo que debemos hablar, de lo que hay que pensar. Luego que cada uno saque sus propias conclusiones.”

Hace algún tiempo que Safran estuvo por España, por lo que hizo un par de entrevistas que merecen la pena echar un ojo:

¿Habéis tenido la oportunidad de leerlo?