Apple crumble del almendra sin gluten

Apple crumble de almendra sin gluten

Uno de mis propósitos para este año es tomar menos gluten, por lo que mi cabeza echa chispas encontrando versiones alternativas con diferentes cereales sin esta proteína.

Desde que vi el delicioso Apple Crumble de Hiulits, me faltó tiempo para pensar cuándo prepararlo, así que como buena fan de la manzana, al día siguiente me puse manos a la obra para adaptar esta rica receta con cero gluten :-)

Ingredientes

  • 5 manzanas
  • 85 gr. de margarina vegetal sin hidrogenar (yo utilizo la Provamel, que es de soja y contiene un 70% de grasa)
  • 150 gr. de almendras crudas molidas o harina de almendra
  • 75 gr. de azúcar sin refinar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1,5 cucharadita de canela

Preparación

Precalentamos nuestro horno a 180ºC, pelamos las manzanas, las cortamos a dados y las metemos en una olla con los 25 gr. de azúcar, el zumo de limón, la canela y mezclamos.

Cocinamos la mezcla hasta que esté bien tierna, removiendo con cariño para evitar que las manzanas se peguen y se quemen.

En un bol aparte, mezclamos bien con las manos la margarina, 50 gr. de azúcar y la almendra molida, hasta hacer una bola. Reservamos.

Cuando las manzanas estén listas, las ponemos en un molde o fuente y desmigamos la masa anterior por encima (ya sea con las manos o con la ayuda de un rallador).

Introducimos al horno durante unos 25-35 minutos (ya que tarda un poquito más que si estuviera hecho con harina) y lo sacamos cuando veamos que el crumble está dorado y compacto.

Sacamos, déjamos enfriar un poco y a comerlo calentito acompañado de un buen té.

Notas

  • Depende de cómo metamos la fuente o molde en el horno, a la que veamos que se dora por un lado, rotamos la bandeja para que se siga dorando por el otro y así obtengamos un color uniforme.
  • Para la próxima vez, intentaré eliminar el azúcar y sustituirlo por sirope de Agave y así controlar 100% mi índice glucémico ;-)
Receta de salsa de curry al estilo Pipa de Calabaza

¡Al rico curry!

No sé si lo he dicho alguna vez pero adoro el curry. Con arroz, con quinoa, con mijo, con garbanzos, tofu, tempeh… tiene un sabor taaan especial y exótico que alegra al resto de acompañamientos e intento prepararlo al menos 1 vez al mes.

Después de probar y probar con diferentes combinaciones ingredientes para acabar de encontrar ese punto rico rico, al fin puedo decir, que ya tengo la fórmula para la salsa curry al estilo Pipa :-)))

Ingredientes

  • 2 cebollas grandes
  • 3 dientes de ajos
  • 2 guindillas pequeñas del tipo cayena (opcionales)
  • 2 patatas pequeñas
  • 4 tomates en aceite (o secos)
  • Un puñado de almendras crudas (sin piel)
  • 2 cucharadas de curry en polvo
  • 1 lata de leche de coco
  • Agua
  • Aceite de oliva

Preparación

Pelamos los ajos, las cebollas y las patatas y los cortamos pequeñitos y a dados. Si hemos optado por tomates secos, los hidratamos (para esta receta he utilizado los que vienen en aceite de oliva).

En una olla mediana, cubrimos el fondo con aceite de oliva (sin pasarnos) y freímos primero los ajos y seguidamente la cebolla. Dejamos dorar a fuego medio-bajo hasta que este completamente transparente.

Añadimos la patatas y las 2 guindillas y vamos moviendo durante 10 minutos. A continuación añadimos los tomates, las almendras y el curry y volvemos a mezclar. Doramos durante 10 minutos a fuego medio.

Llenamos de agua justo hasta cubrir la mezcla a ras. Dejamos que haga xup xup durante unos 15 minutos (o hasta que la patata esté blandita) y añadimos la leche de coco. Dejamos cocer durante 10 minutos más y trituramos con la batidora.

Voilà! Listo para acompañar a cereales, legumbres y todo aquello que se os pase por la imaginación ;-)

Notas

A más a más, podemos hacer unas verduras al vapor que más tarde incorporaremos a la salsa, como brócoli, judías verdes o zanahorias

Alioli de aguacate

Alioli de aguacate

Versátil y sabrosa, esta salsa alioli de aguacate será la debilidad tanto de fideuás como de tostadas para untar… y es que el aguacate es tan versátil y sabroso que sucumbo a su encanto siempre que puedo ;-)

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 2 aguacates
  • Un puñado de frutos secos (almendras, nueces o avellanas)
  • Un chorrito de zumo de limón
  • Salsa de soja
  • Semillas de sésamo (para decorar)

Preparación

Pelamos el ajo y lo chafamos con el propio cuchillo para que respire su interior y así no repita.

En un vaso de batidora ponemos los aguacates pelados, el ajo y los frutos secos (personalmente me gusta como queda con avellanas). Batimos y añadimos un chorrito de soja (ojo si la que tenéis es muy salada) y un chorrito de limón. Y voilà! Listo para ser comido como salsa de acompañamiento!

Hoy comemos en… S’ha acabat el Bròquil

Ya son 2 las veces que me he dejado caer por el restaurante cassolà de S’ha acabat el Bròquil en Sabadell. Pequeñito y acogedor, es un lugar en el que si no indican en la carta que es 100% vegetariano, hasta el más omnívoro ni se enteraría!

Encontramos platos tan sencillos como unas buenísimas patatas bravas, una escudella de galets i pilota (ahora que el frío aprieta) o una cassoleta de tofu sobre una base de calabacín y pimientos al horno con mousselina de alioli, toma ya :-) Si es que tienen una mano también para las croquetas y los canelones para quitarse el sombrero! Y por supuesto, con lo golosa que es la menda lerenda, sería un pecado olvidarme mencionar sus postres caseros para chuparse los dedos!

Patatas bravas

¿Qué tal si empezamos por unas bravas? (De vez en cuando, en su Facebook dicen cuándo tienen la promo de bravas a 1€!)

Croquetas de setas y canelones vegetales

Seguimos con unas croquetas deliciosas de setas y unos canelones fríos requetebuenos…

Escudella catalana

Para los días de invierno, la escudella calentita entra sola, con sus galets, garbanzos, patatas y pelota incluida!

Cassoleta de tofu a la mousselina d'allioli

La cassoleta de tofu es uno de mis preferidos ya que combina el sabor pronunciado de los escalivados con la textura del tofu y la suave mousselina.

Pastel de chocolate

Y para finalizar la comida/noche apoteósica, chapeau por su meloso pastel de chocolate…

Crumble de manzana

y su apple-crumble a su estilo (guau, como me gustan las modalidades propias y versiones de cada uno!)

Un acogedor restaurante en el que hasta el más incrédulo quedará sorprendido de sus morcillas, choricitos y combinados 100% vegetales!

S’ha acabat el Bròquil

Carrer del Papa Pius XI 17
08208 Sabadell
Teléfonos: 609161411 // 655342146
http://www.facebook.com/BroquilRestaurant

Fotografías: Pipa de calabaza.

Croac! Primer año vegano!

Balance del primer año como ‘vegana novata’

Hace algo más de 1 año y 1 semana que decidí hacerme vegana pero parece que ya hace siglos años que lo sea… cocino sin utilizar ningún tipo de ingrediente animal y esta transición me ha resultado tan sencilla que es como si toda la vida me las hubiera apañados sin ellos. He aprendido tanto en estos 12 meses acerca de mi alimentación (y lo que me queda!) y han sido tantas las cosas buenas que ésto me ha traído que quiero y deseo que me acompañen de por vida: soy mejor persona, con más visión panorámica, con control total sobre mis decisiones y mucho más sabia y conocedora del entorno que me rodea, tanto a pequeña como a gran escala.

Por eso quiero compartir con vosotr@s todo aquello que he aprendido en mi primer año de vegana novata, uno de los más ricos y plenos:

  • En mi cocina han entrado infinidad de nuevos ingredientes, lo que conlleva nuevos sabores y que ni siquiera tenía el placer de conocer (o me sonaban muy de refilón) como la quinoa, el mijo, el trigo sarraceno, la espelta, el kamut, la algarroba, las algas, la chía, el lino, el tempeh, el seitán, la soja texturizada, las leches vegetales, el sirope de agave… un mundo de posibilidades que he ido introduciendo sin problema en mis recetas y que jamás habría conocido si me hubiera limitado ‘a lo de antes’.
  • ¡La curiosidad al poder! Hay que preguntarse de dónde vienen las cosas, qué consecuencias comporta el tener un determinado alimento o producto en tu plato, qué se esconde detrás de las etiquetas de los alimentos del súper (no sabéis la cantidad de nombres raros que he aprendido a evitar y que desconocía por completo), qué te pones en la piel, con qué te lavas los dientes, quién sale o ha salido perjudicado…
  • La energía se transmite, tanto la buena como la mala y al igual que queremos alimentarnos para estar felices, debemos tratar y preparar con mucho cariño todo aquello que queremos que forme parte de nosotros y de nuestra familia y amigos más cercanos. La comida es vida y los alimentos deben provenir de fuentes vivas y no de elementos que han sufrido y que están energéticamente ‘muertos’.
  • Mi mente se ha hecho más fuerte ya que ahora soy yo, y no mi paladar, la que decide que es lo que quiero que forme parte de mi. Soy dueña de los alimentos que quiero que me definan porque ciertamente, somos lo que comemos.
  • He aprendido a prescindir de alimentos preparados y requeteprocesados porque, ¿para qué comprar algo hecho si lo puedo hacer yo en casa con cero conservantes? Es fascinante como partiendo de ingredientes base, podemos mezclarlos y combinarlos de tal manera que el resultado es algo grande, majestuoso, sabroso y sano… la cocina es alquimia en puro estado.
  • No me gusta la química… me he ido volviendo cada vez más reacia a usar medicamentos a medida que iban pasando los meses. Posiblemente la medicina occidental sea un excelente remedio para las soluciones inmediatas pero creo que la prevención diaria con buenos hábitos manteniendo una alimentación consciente acompañada de buen estado de forma tanto físico como mental, son herramientas básicas que dependen de nosotros y de ello puede salir algo muy pero que muy bueno. Quizás, antes de recurrir a la-pastilla-curalo-todo, probaré otros remedios más naturales.
  • Tampoco me gusta nada la química cosmética… cuando me di cuenta del enorme entorno de fórmulas y tóxicos que rodeaba a los productos de higiene de nuestro baño y que para que llegasen a nosotros en forma de llamativos geles y champús sedosos con unas mínimas garantías de salud (dudosas?) una gran cantidad de indefensas criaturas animales lo habían tenido que sufrir en sus carnes, decidí que no quería ser partícipe de ello nunca más. Gracias a mis dudas y curiosidad, conocí a la fantástica Fernanda y sus productos naturales con conciencia y alma vegana.
  • Como dijo en su día Martin Luther King, “No existe peor tragedia que saber lo que es correcto y no hacerlo”. Y relacionado con el punto anterior, también es aplicable al negocio indiscriminado de la explotación que se está dando de todo el mundo, donde los animales han dejado de ser seres vivos para pasar a ser productos con patas y códigos de barras. Hay algo que no funciona y tampoco quiero formar parte de eso. Puede que te digan una y otra vez: ‘Pero tú solo no puedes hacer nada’, y tanto que sí! El entorno más cercano se ve afectado y todo es cuestión de reacción en cadena :-)
  • No he tenido miedo a introducir elementos tanto de la macrobiótica, con sus recetas energéticas, como a aprovechar los nutrientes y enzimas de los alimentos en la cocina crudívora sin alterar sus propiedades. Es fantástica la variedad de cosas que se pueden aplicar a la cocina del día a día para sentirse mejor y experimentar sin miedo con los ingredientes de la despensa.
  • He aprendido que es fácil viajar siendo vegano y que la gente allá donde vas lo pone mucho más fácil de lo que pensamos. Mostrad vuestra mejor sonrisa y amabilidad y seguro que lo que recibiréis a cambio no será poco. Y lo que se aprende en la cocina del país vecino enriquecerá vuestros días como nunca hubiérais imaginado.
  • En este trayecto, también he conocido a gente maravillosa con la que he compartido momentos inolvidables y que han conectado mis neuronas hasta un nivel superior dotándoles de extra-conocimiento vegano :-)

Ufff, cuánto para un año no? Si todo esto lo he aprendido en tan poco, no puedo esperar a conocer lo que me depara el resto de la vida ;-)

¿Y vosotr@s? El hecho de ser vegetariano/vegano, ¿os ha cambiado la vida?

Cookie Swap

Encuentro Galletero (Cookie Swap noviembre’12)

Un encuentro íntimo de gente bien avenida. La quedada galletera del sábado en Terrassa fue una tarde placentera llena de sabrosísimos dulces e interesantes charlas amenizadas con cafés con leche de avena, infusiones y tés de genmaicha.

Galletas de avena y pasas, de chocolate, de avena y nueces, sablés de almendras y de chocolate, unas maravillas caseras hechas por unas manos veganas de lujo y de las que los 10 presentes disfrutamos como unos niños.

Panela y avena + Choco cookies

Avena y nueces

Sables de almendra

Chicos y chicas, mil gracias por compartir con todos una estupenda tarde que afortunadamente no será la última ni mucho menos… ¿La próxima? No os la podéis perder! Muffins Swap o Tapas Swap ;-)